Hoy vamos a aprender cómo elaborar este juguete interactivo para tu perro y además, si te quedas hasta el final, veremos si es adecuado o no para tu perro, así que quédate y aprende con nosotros.

Para fabricar este juguete casero vamos a necesitar madera o cartón rígido para la base cartón para las alas, un tubo de PVC y una botella para el surtidor y además necesitaremos cola, unas tijeras, un cúter y una pistola termo fusible. Comenzaremos cogiendo los trozos de cartón de unos 25x25cm. Si puedes y tienes cartón de sobra, puedes hacerlo doble. Para ello puedes usar la pistola termofusible o bien puedes usar cola para cartón dejaremos secar bien. Continuaremos dibujando la forma de las alas. Puedes guiarte como lo hago yo o dibujarla como quieras, eso sí, tiene que tener forma de “L”. Recortamos y la usamos de patrón para que las dos alas sean iguales. Asegúrate de haberlas hecho el tamaño adecuado respecto a tu botella.

Bien ya tenemos las dos alas cortadas, ahora vamos a reforzarlas para ello coge un trozo de cartón que te haya  sobrado y deja unos 5cm por libre por arriba. Pégalos con cola y déjalo secar bien. Ahora vamos a hacer los agujeros para pasar el tubo de PVC. Puedes marcarlo  con un lápiz como ves en el vídeo a continuación, con la ayuda de un cúter o si no tienes con un lápiz afilado, comienza a perforar el cartón. Haremos lo mismo con la otra ala y atendemos la estructura de lo que será nuestro juguete casero. El siguiente paso es opcional, pero como tenia un spray por cada casa, he decidido pintarlo.  Si tú no quieres espera unos segundos para continuar con el montaje. Ya tenemos todo lo necesario. Solo falta pegar las alas a la base, pasar el tubo de PVC y hacer unos agujeros a la botella. Este juguete va a tener dos niveles, si hacéis el agujero como estáis viendo será el nivel uno que servirá a tu perro como toma de contacto.

Como ves tanto Polar como Abby pasan el nivel uno enseguida. Si hacemos los agujeros en el lado opuesto de la botella, la cosa se complica como veis. Ahora les cuesta un poquito más y
tienen que pensar cómo sacar los premios de la botella. Fíjate en que aunque tenga que pensar no se ponen nerviosas, están pensando si notas que tu perro se pone algo nervioso, quizás hayas corrido demasiado o quizás tu perro no está preparado para estos ejercicios todavía. No te preocupes ya iremos viendo en el canal cómo ayudar a tu perro para no perderte ningún vídeo, suscríbete. Si te gustó el video dale me gusta y si te apetece compártelo con tus amigos, muchas gracias y nos vemos en el siguiente.