Saltar al contenido

Lebreles, las razas mas rápidas del mundo

Los lebreles son un grupo de razas caninas de perros de caza cuyo entrenamiento físico los hace que en buenas condiciones sean muy buenos para las carreras (carreras de galgos), pueden alcanzar una gran velocidad. La mayoría son más altos que largos, tienen cabezas largas y estrechas, orejas inclinadas hacia adelante o semi erectas y tienen un gran sentido de la vista, a diferencia de la mayoría de las razas de perros. Generalmente se usan para la caza mayor en perreras y para la caza de conejos y liebres. Durante los últimos 10 años se han implantado como mascotas, especialmente en Europa.

En España, también se les conoce como galgos, ya que este es el nombre que se le da al galgo nacional.

Características de los lebreles

Estas razas de caza perros se enfoca en perseguir a las presas, vigilarse y adelantarlas con su gran velocidad y agilidad. Estos perros aprovechan su alta velocidad para capturar a las presas que están cazando. Su velocidad es tan grande que ciertas razas de lebreles se encuentran entre los animales terrestres más rápidos del mundo. Aunque existen lebreles de diferentes tamaños y apariencias, la estructura general de estos perros está determinada por el oficio original al que fueron sometidos: la caza de animales veloces como conejos, liebres y ciervos.

Su cuerpo es grande, delgado y de forma liviana. Las patas son largas, delgadas y fuertes, se dice que la cola alargada de estos perros les ayuda a maniobrar a gran velocidad. La cabeza es relativamente pequeña. Tienen ojos grandes y el hocico es ligeramente alargado. El cuello es alargado y esbelto, presentando una cola larga.

El lebrel real debe de ser dolicocefálico, es decir, con un cráneo alargado y un contorno ovalado. Su forma puede crear la ilusión de que su cabeza es más larga de lo normal. El dolicocefálico se origina a partir de las características de los lobos y otros animales carnívoros salvajes, y está vinculado a la necesidad de visión estereoscópica en la caza. Tienen un campo de visión muy amplio.

Hay 9 tipos de lebreles en el mundo; el galgo español, el galgo inglés, el lebrel afgano de pelo largo, el saluki, el galgo borzoi, el whippet, el lebrel italiano pequeño, el lobero irlandés, y el azawakh africano.

Productos para lebreles

  • El galgo español de pelo corto, rápida y atlética, que pesa 25 kilos.
  • Galgo inglés, proviene del español y especializado en carreras de velocidad en pista.
  • El lebrel afgano de pelo largo y sedoso, con un peso de entre 22 y 30 kilos.
  • El saluki o galgo persa, originario de Oriente Medio, con plumas de pelo largo en las orejas.
  • El Whippet, un galgo británico de pelo corto, pero más corto que los anteriores.
  • El galgo italiano, es el galgo más pequeño del mundo, ideal para vivir en la ciudad.
  • El lebrel irlandes, el galgo más grande del mundo, con un pelaje medio áspero.
  • Galgo Borzoi, con un pelaje medio criado en Rusia, muy apreciado por la nobleza.
  • Azawakh, de pelo corto y nativo de África, especializado en la caza de gacelas.

Las federaciones de perros pueden llegar a reconocer algunas de estas variedades como su propia raza. Grupo de los lebreles FCI

Actualmente, este tipo de raza se tiene principalmente como mascota y como perro de exhibición. Sin embargo, en algunas zonas también se utilizan para cazar liebres y conejos, y en carreras de perros. La caza de galgos y las carreras de galgos se han convertido en actividades muy discutidas y criticadas por los defensores de los animales, ya que en ambas actividades hay casos de sorprendente crueldad hacia los perros.

Tipos de Lebreles

Curiosidades sobre los galgos

Porque cuando hablamos de galgos nos referimos a las razas que se concentran en el nombre y que tú, lector puedes encontrarlas en nuestra diversidad de artículos, te presentaremos un pequeño compendio de curiosidades sobre los galgos más famosos del mundo. 

El galgo español

La rapidez y seguridad de estos galgos son su principal seña de identidad y por eso en España es tan apreciado, adjuntando refranes en los que refleja de forma lúdica o alegórica estas virtudes. Entre estos tenemos: «Galga en la subida, tiene demasiadas piernas pero le falta pecho»; «La liebre va lejos, pero el galgo que la atrapa ya no»; «Haz del viejo galgo una liebre y no un conejo».

Lebrel italiano

El lebrel italiano es el más pequeño de la raza. Se cree que sus antepasados ​​fueron los perros que corrían ante los faraones de Egipto y que el mismo Moisés antes de liberar a los israelitas, los crió y les dio como muestra de cariño a quienes les sirvieron bien. El último cruce que marcó su pequeño tamaño tuvo lugar en el siglo XIX, lo que lo convirtió en un boom de la aristocracia italiana que buscaba criarlo y preservarlo de esta manera, tal como lo vemos hoy.

El galgos ingles

Los galgos ingleses son galgos entrenados y dedicados a las carreras en pistas de carreras, que a menudo superan los 80 kilómetros por hora. Por edad o por embarazo, pierden velocidad y son donadas porque no tienen un buen uso comercial, salvo que puedan servir como mecenas. Su calidad de vida mejora al salir de los galgódromos.

Lebrel irlandés

Destaca entre los galgos por ser el más grande de ellos y muchas otras razas del mundo. A lo largo de los siglos, se ha cruzado con otras razas para disminuir sus instintos cazadores de lobos y mejorar su convivencia con otras especies, principalmente humanos. Usa tu altura para disuadir los ataques de cualquier oponente, minimizando el uso de tu fuerza bruta o mordiscos.

El whippet

El whippet es un animal de captura rápida, aunque pocas fuerzas de seguridad lo utilizan, ya que se considera más un animal de exhibición gracias a su construcción de huesos divinos. Si se le permitiera correr por utilidad, demostraría por qué es considerado uno de los galgos más rápidos, alcanzando 60 millas por hora en menos de unos pocos segundos. Su confianza aumenta cuando corren en la litera, por lo que en los hipódromos no es raro ver a varios hermanos compitiendo juntos en la misma carrera.

Galgos Deerhound

El lebrel escoces de entre los galgos, es el que más sirve como referencia para el área comercial (publicitaria), en material de caza, como su nombre lo explica todo (Cerf = Cerf / Hound = Hound), aunque existen otras razas para la caza. , este galgo es sinónimo de eso.

Cuidados de los lebreles

Los lebreles no tienen unos cuidados muy diferentes al resto de razas. Como es habitual cuanto mejor sea la alimentación mejor. Nos evitaremos problemas digestivos o de alergias. Aunque no sean unas razas muy delicadas es bueno invertir en buen pienso, comida húmeda o en BARF.

El agua siempre tiene que estar a su disposición. Tiene que ser agua fresca y limpia. Es importante que tengan a su disposición siempre en los meses mas calurosos del año para evitar la deshidratación. También en estos meses es bueno darles comida húmeda para que no se deshidraten.

En cuanto a la salud dependerá del lebrel que tengas puesto que cada una de las razas es propensa a algunas enfermedades genéticas. Si has comprado el lebrel en un buen criador esto no será problema puesto que suelen hacer pruebas genéticas para criar con ejemplares sanos. El cachorro que te llegue a ti será un ejemplar totalmente sano.

En los meses mas fríos, algunos de ellos son bastantes frioleros como el galgo español, o el lebrel italiano por lo que algún abrigo especial para ellos les vendrá genial. Intenta que sean abrigos que se pongan fácil para no tener que manipular demasiado a tu perro.

Las uñas deberán de cortarse si con el ejercicio o por la superficie por donde pasea no se le liman y desgastan de manera natural. Si tienes que cortársela deberías de acostumbrarle mediante una desensibilización progresiva, si no sabes como hacerlo, te aconsejo que contactes con algún educador de tu zona para que te asesore a llevar a cabo este proceso.

En cuanto a los cepillados dependerá del lebrel. Los de pelo largo es recomendable cepillarles a menudo para evitar enredos. Si fuera necesario llevarlos a la peluquería puedes buscar una de bajo estrés para facilitarle el proceso a tu perro y que no se lleve ningún trauma. Los baños solo serán necesarios si tu perro se ha manchado con algo. En general es recomendable no bañarlos demasiado

Adiestramiento de los lebreles

Los lebreles pueden ser entrenados como cualquier perro pero teniendo en cuenta sus grandes instintos de caza, sobre todo de persecución a sus presas. Al principio es recomendable solo soltarlo en sitios cerrados y controlados eso si que cuente con unas vallas altas para evitar que se pueda escapar.

No deberías de soltarlo a menos que tengas un buen vinculo con el y una buena llamada. Contrata a un educador canino o adiestrador que te pueda ayudar con esto.