Saltar al contenido

Lebrel italiano cuidados e historia de la raza

A rasgos de carácter distintivos el pequeño lebrel italiano perteneciente al grupo de los lebreles de la FCI es un excelente perro de compañía con una serie de características. De temperamento y constitución es cauteloso pero bastante amigable con las personas conocidas y con sus dueños. Les encantan los juegos activos pero la fragilidad de su cuerpo les hace bastante vulnerable y propensos a las lesiones. Cuidado en el caso del juego con niños pequeños.

lebrel italiano

El lebrel o galgo italiano es ideal para personas activas, parejas sin hijos o parejas con niños mayores. Los lebreles italianos son muy activos, de movimientos eléctricos. Han desarrollado poderosos músculos y necesitan de largas caminatas y de trotes todos los días lo cual es necesario para ellos especialmente en los más jóvenes.

Su tendencia a sobreestimar sus propias capacidades físicas y perder su autocontrol persiguiendo objetos en movimiento es la principal causa de lesiones siendo. Las más habituales son las fracturas de las patas.

Los lebreles o galgos italianos como otros lebreles tienen un sentido del olfato bastante débil pero una vista muy agudizada y se orientan con mucha confianza en el espacio. Aunque esta capacidad de orientación no debe exagerarse especialmente en las ciudad con densos edificios de varios pisos. Son propensos a un comportamiento inquieto durante los trayectos de coche por lo que es mejor transportarlos en una jaula/transportin. Al igual que otros lebreles, tienen una vigilancia altamente desarrollada, gran capacidad de detectar presas potenciales con los ojos y el instinto de persecución por lo tanto se recomienda encarecidamente a los propietarios que mantengan a su perro con correa en un espacio abierto especialmente urbano. Podría ser que el lebrel mas tranquilo y bien educado pudiera saltar fuera del lugar y empezar a perseguir a algún animal pequeño como ardillas, liebres, ratas, ratones o incluso objetos inanimados en movimiento.

Cuidados del lebrel italiano

Necesita para poder estar en plenas facultades de salud y mentales un alimento de gran calidad. Esta dieta debe ser apropiada para la edad. Estos perros pueden tener sobrepeso fácilmente así que controla lo que comen. Sobre todo no te pases con los premios y golosinas para perros.

Con el peso correcto los lebreles deben de tener visibles los huesos pélvicos. Las costillas no deben ser visibles pero deben sentirse debajo de la fina capa de carne. Consulta con tu veterinario si tienes alguna duda sobre el peso o la salud de tu perro.

Siempre deben de tener agua limpia y fresca. Si se elige como alimentacion el pienso es recomendable cepillarle los dientes con regularidad para evitar problemas en el futuro de sarro. Si no con el tiempo seguro que requerira alguna limpieza dental en el veterinario.

Los baños rara vez son necesarios a menos que el perro esté muy sucio ya que el pelo es muy corto y suave. Si se ejercita lo adecuado no se requerirá el corte de las uñas. Si es necesario y no se sabe como hacer acudir al veterinario. También se recomienda enseñar a tu perro o acostúmbrale a que se deja tocar las patas a fin de facilitar esta manipulación.

galgo italiano

Se recomienda caminar con correa a no ser que tengamos una llamada adecuada y un buen vinculo con el. Al igual que todos los perros deben de ser educados mediante métodos de entrenamiento en positivo. Los lebreles italianos son perros inteligentes y sensibles incluso a veces pueden ser tercos.

Origen del lebrel italiano

Es el perro más pequeño del grupo de los lebreles/galgos. El nombre de la raza en ruso proviene de uno de los nombres franceses de esta raza de la liebre francesa aspectos destacados. Algunos hechos interesantes de este pequeño lebrel es el más pequeño de la familia de los galgos. Era uno de los favoritos de los italianos del siglo XVI que tenían una gran demanda de perros pequeños. Favorito de varias familias reales incluida la esposa del rey Jaime I de Inglaterra, Anna de Dinamarca. María Beatriz Edeeste de Módena la esposa italiana de Jacob II Federico el grande de Prusia, Catalina la grande de Rusia y la reina Victoria.

Se cree que el lebrel italiano se originó hace más de 2000 años en la cuenca del mediterráneo. Posiblemente en los países que ahora se conocen como Grecia y Turquía. Esta raza de lebrel apareció con frecuencia en pinturas renacentistas de artistas famosos. En el primer volumen del libro genealógico del Kennel Club se enumeraron 40 representantes de la raza historia de la raza. Pequeños galgos de un fenotipo similar al galgo italiano se encontraron en los días del antiguo Egipto donde se representaban perros similares en la corte de los faraones desde Egipto. Estos perros también llegaron a Grecia en la antigüedad y más tarde al territorio de la antigua Turquía donde se encuentran imágenes de tales perros en frescos y ceramicas. Llegaron al territorio de la Europa actual durante el período de las conquistas romanas alrededor del siglo V.

Utilidad de la raza

Esta raza fue la primera raza de perro que se desarrolló como perro decorativo aunque también hubo un entretenimiento popular para las mujeres con ellas los galgos italianos acosaban conejos pequeños lo que le dio a esta raza su nombre actual. También podrían servir como cazador de ratas en las casas. Alcanzó su mayor popularidad en Europa durante el renacimiento donde a menudo se mantenían en las casas de italianos ricos.

lebreles

Se pueden encontrar en los lienzos de los grandes maestros de la pintura de ese periodo posteriormente la raza se hizo popular en las cortes reales extranjeras la reina británica Victoria la emperatriz rusa Catalina II además el lebrel italiano acompañó todo el tiempo al rey prusiano Federico el grande. Existe una leyenda sobre como Federico se escondió debajo de un puente con su perro durante la guerra de los siete años cuando las tropas enemigas pasaron sobre su cabeza si el perro hubiera alzado la voz lo habrían encontrado y matado pero el perro no emitió ningún sonido. Cuando el perro murió unos años más tarde Federico expresó su gratitud enterrandolo cerca de su palacio en berlín.

La raza se creó en los años 20 a 30 del siglo XX. Esto fue facilitado por la estabilización de la raza al cruzar con la sangre de otra perro para preservar el tipo de galgo y un enano para fortalecer su pequeña estatura. Esto se hizo con el fin de evitar la desaparición completa de los lebreles italianos que debido al refinamiento excesivo y la endogamia sufrieron una degeneración a principios de siglo.

Apariencia y salud del galgo italiano

Tiene un cuerpo delgado que encaja en un cuadrado a pesar de su pequeño tamaño. Esto caracteriza completamente al galgo en miniatura. El estándar de sofisticación y elegancia puede verse como un ejemplo de gracia su longitud es igual o ligeramente menor que la altura a la cruz la longitud del cráneo es la mitad de la longitud de la cabeza la longitud de la cabeza. El pequeño lebrel italiano vive en promedio 12/14 años.

Es una raza relativamente sana no presenta gran cantidad de enfermedades geneticas asociadas a la raza. Sin embargo los representantes de esta raza son relativamente comunes enfermedades oftálmicas como la cataratas, atrofia progresiva de retina, epilepsia, enfermedad articular, dislocación de la rótula, enfermedades dentales sarro, pérdida prematura de dientes.

En invierno y dependiendo de donde viva podria ser necesario el uso de algun tipo de abrigo o similar, puesto que una raza especialmente friolera.

En cuanto al veterinario como todas las razas es obligatorio tener el protocolo de vacunacion al completo y las desparasitaciones al día para evitar problemas

¿Dónde comprar un lebrel italiano?

El precio del galgo italiano dependerá del género, el pedigrí de los padres, el cumplimiento de los estándares de la raza y de los buenos criterios y etica del criador. Se recomienda contactar con un criador reputado de la raza para obtener un ejemplar sano.

Los precios masculinos oscilan entre 1500 euros.

Consulta otros lebreles