Saltar al contenido

Podenco gallego: cuidados, curiosidades e historia

Todos los podencos de la península ibérica como el andaluz, ibicenco, portugues o gallego están emparentados. Tienen muchas características comunes e incluso con otros perros de caza primitivos del área del mediterráneo como son el Cirneco del Etna, el podenco lampedusa o el podenco charnegue. En el caso del podenco gallego está localizado principalmente por Galicia con un amplio predominio en Pontevedra y Orense.

podenco gallego cachorro

Características físicas de los podencos gallegos

Es un perro de tamaño mediano con una altura de 40 a 50 centímetros a la cruz. Peso aproximado de entre 11 y 16 kilos. De cabeza cónica, orejas erectas y cuerpo atletico, musculoso y ágil.

La cara es ligeramente más larga que el cráneo. Presenta una trufa ancha y profunda, con color en armonía con el color del manto. Esta raza presenta tres tipos de pelo: liso, duro y sedeño.

El color de la capa es unicolor y en tonos canela pueden existir también individuos color hígado o chocolate.

Función del podenco gallego

Es un perro cazador que levanta a las presas. No es un perro de muestra. Es astuto, incansable, pícaro cuenta con una gran habilidad para la caza del conejo y la del zorro. También hay algunos ejemplares que se dedican a la perdiz. Caza con la nariz pero se ayuda de su gran vista y oído.

Perro especializado en caza de pelo. También se puede entrenar para la caza de pluma.

razas de podenco

Cuidados del podenco gallego

El podenco gallego no difiere en su cuidado al de otra clase de podencos. Lo más destacado dependiendo del tipo de pelo será el cepillado regular de al menos 3 veces por semana para liberarle de todo el pelo muerto y que vaya cayendo por la casa.

En cuanto a la alimentación los podencos son perros que no suelen presentar muchos problemas a la hora de la comida. Ideal sería la dieta ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada) aunque con un buen pienso o latas de calidad no tendremos problemas. Ten en cuenta que un cachorro no comerá lo mismo que un ejemplar adulto. Los cachorros deben de poder comer calidad para que puedan desarrollar todo su potencial.

No requiere cuidados de peluquería por lo que con bañarlo una vez cada 3 o 4 meses será suficiente para mantenerlo en perfectas condiciones estéticas y de salud.

Respecto a problemas asociados a la raza no se sabe muy bien debido al poco volumen de perros de esta raza. Si detectas algo raro lo mejor es llevarlo al veterinario cuanto antes para evitarnos un disgusto. Muchos de ellos solo necesitan sus vacunas y revisiones para estar en plenas condiciones de salud.

Desde primavera hasta otoño es recomendable la aplicación de pipetas desparasitadoras externas asi como del uso de un buen collar antiparasitario para evitar la temida lesmaniosis.

Otros tipos de podencos: